Imagina que un día, de repente, te quedas sin trabajo. Un trabajo en el que llevabas toda la vida y que era lo que mejor se te daba. Un trabajo en el que habías puesto el alma en ello y habías invertido muchos años de tu vida siendo lo que sustentaba tu hogar. Y de golpe, llega una crisis económica y la empresa para la que trabajabas ha tenido que hacer un ERTE y te ves, de la noche a la mañana, en la calle.Esto es lo que le ocurrió Leer más

Read More